Visítanos en Facebook     Síguenos en Twitter

María Dolores Cárcel: Emprender para romper barreras

7-10-2010 por  
Archivado en: Emprendedores

Emprender para romper barreras: María Dolores Cárcel

Emprender para romper barreras: María Dolores Cárcel

Visitamos el Centro Gabriel Pérez Cárcel para entrevistar a su fundadora, María Dolores Cárcel, que ya pudimos escuchar en la pasada ceremonia de clausura del programa Iniciativas Emprendedoras hablando de su experiencia como emprendedora y egresada del mismo.

Person Consulting (Begoña Martínez): Vamos a hablar de cómo el centro ha surgido de la nada, y gracias a ti.

María Dolores Cárcel: Sí, (risas), gracias a Gabriel. Yo soy la intermediaria.

personconsulting.es: Bueno, de cómo Gabriel te inspira y te mueve a cambiar no sólo tu vida, sino la vida de al 700 niños matriculados cada año. Cuéntanos un poco para los que no conozcan el centro qué es y cómo ha surgido. Y tu historia que, además, es muy interesante, cómo éste es tu segundo proyecto empresarial que llevaste durante tu estancia en Croem en el Programa de Iniciativas Emprendedoras.

María Dolores Cárcel: La verdad es que el Centro no estaba previsto, por eso te digo que yo soy un mero intermediario. Gabriel es mi sobrino, el hijo mayor de mi hermana, y es un niño con discapacidad: es autista.

Cuando a nosotros, con año y medio o dos años nos mandan una carta con el 65% de discapacidad para un niño tan pequeño, diciendo que no se podría volver a diagnosticar hasta los 4 años vista, y además una enfermedad tan nueva como es el autismo… Pues lo normal, lo que supongo que pasa en todas las familias que tienen un niño con discapacidad: empiezan los miedos, no lo conoces, es una enfermedad muy nueva, qué va a ser del niño, y las preguntas típicas.

Empiezas a investigar por tu cuenta las posibilidades de escolarización, cómo va a estar, qué necesita, qué sería lo ideal… Te das cuenta de que, pese a que Murcia está a la vanguardia de atención a la diversidad, hay lagunas que se podrían subsanar. Entonces empecé a recopilar información sobre lo que al niño le podría venir bien desde edades muy tempranas hasta ya su incorporación adolescente o madurativa.

Está clarísimo que todos los niños, en general con discapacidad, pero los trastornos generalizados del desarrollo en particular, necesitan una sobreestimulación en todos los sentidos para optimizar los rendimientos académicos. De ahí partió la base de iniciar la investigación que conformó el Centro.

El Centro, al final, nace como una apuesta para dar respuesta al niño en el sentido de, primero, que tenga un desarrollo lo más normalizado posible en un centro ordinario, porque es un Centro con alumnos… la ley los llama ordinarios. A mí me resulta horrorosa esa palabra, pero los llama así… Normalizados los llamaría yo, y donde hay niños con discapacidad.

Las discapacidades en general se pueden clasificar en tipos a la hora de escolarizarlas:

  • Están las leves, como la dislexia.
  • Hay trastornos generalizados del desarrollo, que en todo su espectro están los Asperger, que son niños con un coeficiente intelectual por encima de la media, que presentan problemas de socialización. Necesitan adaptaciones curriculares, pero pueden estar inmersos en un aula ordinaria con un seguimiento concreto.
  • Luego están los que tienen una afectación media, que son capaces de desarrollar autonomías personales e integrarse en una vida cotidiana, con unas pautas concretas de actuación, pero los rendimientos académicos están muy condicionados por su limitación personal, tanto cognitiva como social, en este caso, cuando se trata de un TGD (trastorno generalizado del desarrollo).
  • Y luego están los ya afectadísimos que requieren, además, cuidados sanitarios.

Aquí en el colegio se trataba de dar respuesta a los que todavía pueden consolidar aspectos académicos, porque los más afectados se derivan a un centro específico, donde solamente hay niños con discapacidad que ya requiere otro tipo de cuidados más concretos, aparte de los académicos. Es una escolarización que está simbiotizada con el aspecto sanitario.

Nosotros tenemos tanto integración, que son los que están en un aula ordinaria dentro de los 25 -o la ratio que en cada Comunidad se corresponda- integrados y un aula abierta especializada que, en nuestro caso, son 9, de ahí la distinción del proyecto con respecto a todo lo demás, donde tienes 5 niños por aula con 2 monitores por aula: el profesor titular del aula, que es un maestro de Educación Especial; y un educador que es un Técnico Especialista.

Pero en torno a todas estas aulas, además, tienen logopedas, fisioterapeutas, cuidadores, que, en conjunto, desembocan en que los niños tengan un día a día lo más normalizado posible, donde consolidan en el recreo, en religión y en música, bajando a las aulas de referencia, aspectos normalizados de socialización. Y en todo lo demás -gimnasia específica, música específica y consolidación académica- se hace una adaptación curricular individualizada en función de las competencias que tiene cada uno de ellos. Esa es nuestra línea de educación especial y es el centro neurálgico de actuación del colegio.

Para no mermar los contenidos de los alumnos que están en una situación normalizada, el colegio es el que más avanzado tiene tecnológicamente la Región: tiene 16 pizarras digitales interactivas, aquí no se trabaja con tiza, todo se hace a través de lápiz óptico con gestión de contenidos a través de Internet… Todo está muy informatizado, para poner a la vanguardia a aquellos que tienen un desarrollo curricular normalizado. De esta manera, hemos conseguido un equilibrio en el que no solamente se aprenden conceptos, no solamente se aprenden contenidos de manera significativa, sino lo que yo creo que es lo más importante que tiene un ser humano para vivir su día a día, y son valores.

Porque si en el camino te dejas los valores, al final, tú serás un tío muy listo pero no serás nadie. Esto, al principio, como era tan novedoso, pues se vivió un poco raro, porque era algo que no existía, era algo que había que hacer entender a bancos, a consejeros, a alcaldes, a todo el mundo… Yo tuve la gran suerte de contar con una sensibilidad extrema en las personas que encontré en las administraciones. Tanto el Presidente de nuestra Comunidad Autónoma, como el Alcalde, y el Consejero que entonces le tocó abanderar el proyecto, tuvieron claro desde el principio que esto, si salía bien, era algo muy necesario y muy bueno para la Región. Y los bancos fueron capaces de entender que era un proyecto que, bien llevado, permitía hacer viable el tema, y dar una respuesta que hasta ahora podía estar mermada o limitada…

María Dolores Cárcel con Carmen Recuero

María Dolores Cárcel con Carmen Recuero

personconsulting.es: Cuéntanos un poco también cómo preparaste tú el terreno para que ellos lo entendieran…

María Dolores Cárcel: ¡Dejándome la vida, (risas), dejándome la vida! Yo tengo bastante formación económico-financiera. Eso permitió que, en términos económico-financieros, yo pudiera explicar muy bien a los bancos en qué consistía la puesta en marcha de esta historia, y por qué se podían arriesgar con ella.

Entonces hubo que documentar un proyecto, hacer un plan de viabilidad económico-financiera, que son 45 folios, donde hay una estructura de horizontes temporales que ellos entendieran, y hablar mucho de cash flow, reversiones, inversiones, tipos de interés fraccionados, amortizaciones… Quiero decir, estas palabras que la mayoría no entienden. Yo tuve la suerte de entender de estas cosas raras, que ayudan mucho a la puesta en marcha de una historia de éstas… Más que nada, porque el lenguaje bancario es un lenguaje con un argot concreto, y sí que necesitan la confianza para prestar un dinero que tiene que devolverse, ¿vale? Pero, bien llevados, los bancos están para apoyar proyectos. Entonces la cuestión es encontrar… Si lo puedes hacer tú, perfecto. Y si no lo puedes hacer tú, buscar la persona que cree la confianza ante el banco de que esto es viable. Lo primero que se firmó fue el préstamo, y cuando se firmó el préstamo no había en principio nada… Bueno, nada entre comillas, es decir, yo ya había hecho un Doctorado en Discapacidades para ver el disparate de cosas que se necesitaban para poner ésto en marcha, para obtener un buen resultado, y un resultado innovador y distinto con respecto a lo que había en todos sitios. Pero lo que es los expedientes que ellos llaman, no había parcela, no había proyecto de arquitectura, había un anteproyecto ahí muy difuminado, no había papel de concierto, no había nada… Nada más que yo había hablado con todo el mundo, y todo el mundo me había dicho que fantástico…

personconsulting.es: Pero entonces te dieron el préstamo condicionado a que consiguieras todo el resto…

María Dolores Cárcel: Exactamente, sí… los bancos no ponen dinero en la mesa por nada. Lo que hicimos fue firmar el préstamo condicionado a que, en 3 meses, yo tenía que resolver todo ésto.

personconsulting.es: ¡Tres meses!

María Dolores Cárcel: Claro, a nivel institucional, nadie pensaba que eso iba a ser posible, porque con los trámites burocráticos, lo lenta que es la burocracia… Pero bueno, uno deja su vida y ya se dedica a gestionar él los papeles, y yo tuve la suerte de tener un entendimiento importante al otro lado de la mesa. El Consejero entendió lo del concierto, que fue el primer papel que se aportó, que es «si ésto te sale bien, ésto hay que concertarlo porque, además, es un bien social y muy necesario». Y ahí no hubo problema, se puso de manifiesto la voluntad de la Administración de concertar el Centro. Después, yo hablé con el Alcalde y, al mismo tiempo que desarrollaba el proyecto arquitectónico, viable desde un punto de vista pedagógico, sometido a todas las normas de estructura que tenía la Comunidad Autónoma, pues también le dije a Miguel Ángel, digo: «Mira, ésto se va a hacer. El Ayuntamiento puede participar o no, pero se va a hacer porque es necesario. Si el Ayuntamiento participa, tardaremos menos y, si no participa, tardaremos más. Pero levantarlo hay que levantarlo…»

Por eso le puse el nombre del crío, porque así, cuando uno desfallece, pues mira la foto, dice: «no te puedes dormir guapa, y tienes que tirar para adelante»… Entonces no te duermes, al final no te duermes…

personconsulting.es: Vuestro objetivo era, además, que el niño pudiera asistir al colegio….

María Dolores Cárcel: Claro, y que existiera el colegio cuanto antes, porque la experiencias que yo tenía eran duras… Si el niño estaba escolarizado en un Centro de integración y, muchas veces, íbamos al recreo y estaba en una esquina solo, o responsabilizaban a una alumna de 6 años, y aquello hay que vivirlo para verlo, cuando tú ves una personica que no habla, que no… que no se defiende, que, le hagas lo que le hagas, es que nunca se va a quejar. Que vas a recogerlo con 5 años, dices, pero si es que le hagan lo que le hagan me tengo que fiar, porque no me lo va a contar. Aquella incertidumbre no te deja vivir… Entonces, al final, dices, pues que lo tenga yo controlado (risas)

personconsulting.es: Pero no todas las personas que tienen un sobrino autista mueven Roma con Santiago…

María Dolores Cárcel: Bueno, pero les gustaría, que eso me consta a mí, ¿sabes? Les gustaría. Lo que pasa es que es verdad que… a veces, pues hay limitaciones que te lo impiden. Es decir ¿qué no querría mi hermana para su hijo? Pero quizá mi hermana no está preparada, académicamente, para poder hacerlo. Pero la intención la tiene.

personconsulting.es: También hay una parte de visión emprendedora, que es ver posible lo que a los demás les parece imposible…

María Dolores Cárcel: Exacto…

personconsulting.es: …¡a pesar de que sea imposible y tú lo hagas posible!

María Dolores Cárcel: Y, además, durante todo el tiempo de ponerla en marcha, pues yo no sé si me trataron de loca, degenerada… Bueno, yo no sé los adjetivos calificativos que me pusieron porque, claro, era algo tan nuevo, que solamente creía yo. Bueno, yo, y el conjunto de profesores, que tenían clarísimo que ésto iba a funcionar… Y el Consejero, y el Alcalde, y el Presidente…

Quiero decir que lo habían conseguido ver con claridad pero, en general, el no alcanzar a verlo decían: pero si es que eso es imposible, si es que cómo va a meter ahí a 100 discapacitados con críos normales… si eso no puede ser, eso no puede ser…

Pues nosotros, después de ponerlo en marcha, en 20 meses, fue el segundo colegio más solicitado de la Región, y no sólo por los discapacitados, y la Región tiene 600 colegios en total, entre concertados y públicos. Y el segundo más solicitado fue el nuestro.

Al final te das cuenta de que la gente todavía tiene arraigado lo que son los valores tradicionales. Saben lo que es importante y que no por convivir con una persona que ha tenido el poco privilegio de nacer, digamos, entre comillas, «normal», que él no lo ha pedido, pues ya apartar lo desconocido de esta manera. La gente encasilla a los demás, y luego se pierden un montón de cosas, porque los críos con incapacidad son lo más inocente, no te exigen nada, te dan muchísimo a cambio de muy poco… Entonces, ¿qué es mejor? ¿Vivir con envidias? ¿Es mejor vivir en plenas facultades, pero no poder vivir por lo que tiene el otro? ¿Es mejor despotricar? ¿Es mejor pasarte la vida…? ¿Eso es mejor? Pues ellos, con muy poquito… y no tienen esa maldad. Tienes mucho que aprender de ellos todos los días.

Esto es lo que la gente se pierde cuando lo que hace es poner un cliché y decir «discapacitado». Tendemos a hacer eso con demasiada frecuencia.

Pero bueno, como te contaba, Miguel Ángel, el Alcalde, no puso ningún problema al respecto. Dijo: «no, no, no, no, tenemos ahí una parcela que es de equipamiento educativo además, y que, si te viene bien, pues se tramita la cesión a través de un canon, que eso son cesiones patrimoniales, siempre que sea una entidad sin ánimo de lucro». Y entonces, en tres meses, al final el expediente se rellenó. Y gracias a Dios, en otros 9 meses pusimos la primera piedra. Y, a partir de ahí, pues construir el edificio que (el primero, porque hay varios edificios) son 5000 metros cuadrados en 3 plantas. Se hizo en 10 meses.

personconsulting.es: Con lo cual estamos hablando 3 y 9, son 12, un año. Y luego otros 10 meses, de 0 a 5000 metros cuadrados, concierto, préstamo… ¡Todo en 2 años!

María Dolores Cárcel: Sí, en 2 años. Y luego…

personconsulting.es: ¿Qué edad tenía ahí el niño?

María Dolores Cárcel: El niño, cuando lo escolarizamos, 5 años, cumplía 6. Y ya desde entonces está escolarizado aquí, y el cambio ha sido espectacular, espectacular.

Éste es el cuarto año, y en 3 años ha sido un cambio vertiginoso. Sí, porque Gabriel es un niño afectado, es un niño con una inteligencia muy buena, pero no se comunica, no habla, se le han tenido que dar lenguajes alternativos de comunicación.

Nosotros tenemos aquí varios, que se adaptan al perfil del niño en función de la psicomotricidad que tiene, en función de las capacidades cognitivas.

Gabriel lleva el PECS (Picture Exchange Communication System). Es un sistema de comunicación por imágenes, importado de Estados Unidos, y le ha ido fenomenal, porque el niño tenía un perfil de muchísimas rabietas, rasgos violentos porque no se puede comunicar, no se siente integrado y todo lo que ha sido favorecer la comunicación lo ha normalizado muchísimo.

De hecho, yo recuerdo el primer verano, el cumpleaños en casa de su prima Paula, la mayor de mi hermano. Mi hermana se tuvo que ir porque el niño no consentía estar en el cumpleaños de la cría, no consentía pasar de la puerta, porque para ellos todo lo nuevo es como una sensación de estar… como cuando tú subes en Port Aventura a la atracción ésta que te suben hasta arriba y te dejan caer de la gravedad, y bajas sin control, y estás ahí todo el día sin control, con ese miedo . Pues ese ratito que tú pasas que son 5 segundos, así viven ellos todo el día.

Entonces, no saben lo que va a pasar después, no tienen capacidad de imaginación, todo eso, o les estructuras el día a las 9 de la mañana, y que tengan bien claro qué es lo que van a hacer, o viven en un continuo malestar, la sensación esa de no saber qué va a pasar, de descontrol.

Y, ahora, en el segundo cumpleaños, un año más tarde, como ya le habíamos obligado a pasar por la actuación de los villancicos de Navidad, subirlo al escenario (que eso fue una «Odisea en el espacio III»), por la fiesta de fin de curso, pues el crío ya había cogido el hábito de las fiestas.

Entonces pudo ir al cumpleaños de su prima, incluso poner él el radiocasete, conmigo de la mano, porque yo soy la que se sube al escenario con él, por lo menos los primeros años, para bailar, porque siempre tiene que subir con alguien. Pero muy bien. Y desde entonces para acá… el año pasado ya empezó a vocalizar palabras, que creíamos que no íbamos a oír la voz, y ya dice adiós, dice papá, mamá, carne…

personconsulting.es: Lo interesante, ¿no?

María Dolores Cárcel: Ésto es lo más importante del proyecto. Quiero decir, todo lo demás es secundario. Si el crío al final no habla, Houston, tenemos un problema. Pero sí. Y junto a él, pues los demás que no están tan afectados, llevan desarrollos meteóricos. De hecho, hay niños que los hemos escolarizado de integración porque tienen una afectación leve y, concretamente 3 en 3 años, los hemos pasado a ordinarios. Les hemos quitado los apoyos, porque ellos solos han conseguido despegar con los apoyos de logopedia, de fisioterapia, los cuidadores, los PTs…

personconsulting.es: Supongo que los padres estarán también muy contentos…

María Dolores Cárcel: Muy contentos. De hecho, alguna vez, el Consejero, que ahora ya no es consejero, el que puso en marcha el proyecto, cuando me vio después, dice «me bajo de los mítines y me dan las gracias por el Gabriel Pérez Cárcel», y digo, bueno, pues eso no ha estado mal, que le den las gracias a uno, (risas)…

Porque fue un proyecto duro de poner en marcha por lo nuevo y, después, la verdad es que ha sido una maravilla, los críos están fenomenal. De hecho hice el I Congreso Internacional de Autismo hace un par de años. Puesto que lo vamos a hacer trianual, toca el año que viene. Vino bastante gente relevante a nivel nacional e internacional sobre el aspecto psicoeducativo del autismo. La asistencia fue de unas 650 personas, llenamos la sala. Por ello conocimos muchos de ponentes que son eminencias a nivel nacional y concretamente, vino un ponente del Departamento de Robótica de la Universidad de Valencia. En ese departamento son 14 personas dedicadas a investigar todos los avances tecnológicos para favorecer la integración de la vida de las personas con discapacidad. Ahora hemos firmado un acuerdo con ellos para hacer un proyecto de investigación en el colegio, que empezó ahora en enero. Es sobre un software de procesos de aprendizaje, para favorecer al máximo el desarrollo de las actividades, en función de las discapacidades que tiene el niño, y que sea algo que se pueda hacer desde un punto de vista tecnológico.

También vamos a firmar, Dios mediante, un acuerdo con la Universidad de Carolina del Norte. Vamos a probar una unidad de intervención educativa que parte de una estructura de aula concreta, y que se ha demostrado que aumenta el coeficiente intelectual de los niños con autismo en un corto periodo de tiempo. Es un sistema que viene de una Universidad de Estados Unidos. Estuve en Barcelona hablando con ellos. Están interesados también en venir a ver el Centro porque dicen que un concepto como éste tampoco existe allí, que estaban muy interesados en venir, hacer el training, como ellos llaman, a los profesores.

personconsulting.es: Porque claro, lo interesante también es no innovar una vez, sino seguir innovando…

María Dolores Cárcel: Continuamente…

personconsulting.es: … y seguir emprendiendo, y seguir mejorando. Vais a añadir más módulos al centro, vais a construir más edificios. Cuéntanos un poco cuales son los planes que tenéis para los próximos años, y cual es el horizonte que ves según vaya creciendo el proyecto, porque, además, los tenías ya planeados desde el principio…

María Dolores Cárcel: Sí, desde el principio ya se concibió así. Lo que pasa es que es un proyecto tan grande que tiene que hacerse por fases. En una segunda fase hicimos el Centro de Atención a la Infancia, que ya está terminado. Y ése alberga desde los desde los 3-4 meses hasta los 3 años, que ya pasan al colegio. Está ya terminado y también tiene niños con necesidades educativas especiales. Ahora vamos a hacer el Centro de Secundaria, porque ya vienen al año que viene los bachilleratos, para dar respuesta entonces hasta la Universidad. Ahora ya tenemos hasta cuarto de la ESO. Este año saltan a primero de Bachillerato.

personconsulting.es: ¿Qué bachilleratos vais a tener, entonces?

María Dolores Cárcel: Ahora mismo, por el abanico de posibilidades, vamos a empezar con el Científico-tecnológico, porque es el que más posibilidades abre a las expectativas de hacer una carrera. Es decir, acoge Arquitectura e Ingeniería, acoge todas las Ciencias de la Salud. En un futuro, incorporaremos también el de Humanidades. El edificio se va a hacer ya, son tres plantas con sótano. Abrimos en septiembre.

personconsulting.es: Qué valiente eres…

María Dolores Cárcel: Sí, aquí ya, no sé si valiente o para pegarme un tiro. Pero no paramos. Aquí no paramos: llevamos tres años y tres edificios. Lo último que se va a hacer ya es una piscina climatizada de veinticinco por diez metros, con una parte de SPA de hidromasaje para las terapias de los niños con problemas. La hidroterapia ayuda.

Bueno, también haremos una residencia. Se hará pues en un par de años o así, para que los niños más mayores que tenemos. Será para poder pernoctar y tener un centro ocupacional donde ellos trabajen si no podemos darles una salida laboral exterior.

El objetivo es darles una salida laboral exterior, y cuando terminan el aspecto más académico, pueden hacer un PIP, un Plan de Inserción Profesional, que está específicamente destinado a formarlos para demandas concretas en empresas, que ellos pueden hacer: jardinería o ofimática a nivel muy básico.

Entonces se les forma concretamente en la habilidad que ellos pueden hacer para insertarlos en el ámbito laboral. Si algunos no alcanzan a eso, pues siempre hay un taller ocupacional donde, con contratos con empresas, se hacen cosas más básicas de más habilidades.

Por ejemplo, con las editoriales se pueden hacer aquí encuadernaciones de anillas a granel. Y ellos están haciendo su trabajo, que es muy ritual, muy dinámico, y les permite tener una independencia. Luego, los fines de semana poder ir a casa…

La residencia ya llega un momento en que estos niños se hacen tan grandes que, si no están asistidos por personas cualificadas, aunque tú quieras, no puedes tenerlos en casa. Aunque tú quieras…

personconsulting.es: Y éstos son los planes que tenéis hasta ahora…

María Dolores Cárcel: Sí, sí…

personconsulting.es: Bueno, hasta aquí podemos leer… ¡Muchísimas gracias! ¿Hay alguna otra cosa más que nos quieras comentar, algo que quieras decirle a las personas emprender? Diciendo «¿seré yo? ¿me atreveré yo a hacer lo que me está rondando la cabeza?»

María Dolores Cárcel: Sí, yo solamente les diría lo que me dijo a mí mi abuelo, que es un hombre muy sabio, y es que nunca se ha escrito nada de ningún cobarde en los libros.

Es verdad que las cosas desbordan, que dan mucho miedo, pero que, bien trabajadas, muy trabajadas funcionan. Eso sí, tienen que asumir que emprender no es trabajo de 8 a 3 y me voy a mi casa, o trabajo de 9 a 2 y de 4 a 7, y me voy a mi casa. Emprender es otra historia, es hacer de tu vida tu trabajo, porque disfrutas trabajando. Porque, si no lo concibes así, es muy complicado. Tú no tienes horas, ni días, ni fines de semana. Los puedes recuperar después pero…

personconsulting.es: No, pero los que se han ido, se han ido…

María Dolores Cárcel: Pero sí, pero los que se han ido se han ido… Entonces, tienes que disfrutar con lo que haces, tienes que tener la motivación suficiente para hacerlo.

Aprender que emprender tiene su cara buena, y es que… que bueno, quizá puedes tener más independencia, y sentirte más realizado como persona, porque es un trabajo que en el que crear siempre es distinto. No es lo mismo que seguir con más de lo mismo. Te produce una motivación diferente.

Pero tiene su parte difícil, y es que tienes que aprender a renunciar a cosas de la vida cotidiana, porque se te compensan con otras cosas. Yo les diría que no tuvieran miedo, que el que tenga el perfil que se arriesgue. Merece la pena.